Victorias Secret

Victoria’s Secret, la firma de lencería ha sido vendida a un nuevo propietario

Empresas

La firma de lencería conocida por sus desfiles y sus ángeles, propiedad hasta ahora de la multinacional estadounidense L Brands, pasará a estar gestionada y bajo la dirección del fondo de inversiones Sycamore Partners con un 55% de la compañía, mientras que el 45% restante continuará en manos de L Brands.

Su presidente Lex Wexner, de 82 años, dejará sus funciones después de la transacción, pero permanecerá en el Consejo de Administración.

Wexner fundó L Brands en 1963 y compró Victoria’s Secret en 1982 por un millón de dólares.

Allan Tessler, uno de los directivos responsables de dirigir las negociaciones, ha afirmado a través de un comunicado difundido por la propia L Brands que  “La junta realizó una revisión exhaustiva de diferentes opciones con las que lograr un mejor posicionamiento para sus marcas a largo plazo, y lograr con ello un mayor valor para los accionistas”.

“A medida que la Junta y sus asesores exploramos estas posibles alternativas, fuimos recibiendo las valiosas impresiones y consejos de varios accionistas, a los que agradecemos su apoyo. Confiamos en que esta transacción es el mejor camino a seguir para fortalecer nuestras icónicas marcas y ofrecer con ello un mayor valor a todos los accionistas de L Brands” afirma Tessler.

“Creemos que la separación de Victoria’s Secret Lingerie, Victoria’s Secret Beauty y Pink en una compañía sin cotización es el mejor camino para devolver a estas firmas a sus históricos niveles de rentabilidad y crecimiento”, subraya por su parte Lex Wexner, fundador y, hasta ahora, presidente y CEO de L Brands. “Sycamore, que tiene una larga experiencia en la industria minorista y un historial repleto de éxitos, traerá consigo una nueva perspectiva y un nuevo enfoque a la empresa. Creemos que, como empresa no cotizada, Victoria’s Secret estará en mejores condiciones para enfocar sus resultados a un mayor largo plazo. Y nos complace que, al retener una participación significativa, nuestros accionistas tengan la oportunidad de participar en el potencial alcista de estas firmas icónicas”.

“Durante mucho tiempo hemos mostrado un gran respeto y admiración por L Brands y sobre su éxito construyendo un envidiable portafolio de marcas de lencería y cosmética de escala global”, apunta Stefan Kaluzny, director general de Sycamore Partners. “Contando con una conciencia como marca global y con la lealtad de sus clientes, creemos que hay una gran oportunidad para revitalizar el crecimiento y mejorar la rentabilidad de Victoria’s Secret”.

Victoria’s Secret ha realizado uno de los desfiles de moda más exitosos del mundo durante 20 años pero, en noviembre de 2019 se tuvo que cancelar por problemas económicos y polémicas ligadas a la era del #MeToo.

Con la compra por parte de Sycamore, el grupo se enfrenta a grandes retos para lograr la recuperación de la marca Victoria’s Secret, que no ha logrado mantenerse a la par de la competencia y tampoco ha sabido responder a los nuevos gustos de las mujeres, quienes exigen ropa más cómoda y económica.