Bodega de los Secretos: un restaurante compuesto por reservados

Bodega de los Secretos: un restaurante compuesto por reservados

En la madrileña calle San Blas se encuentra el restaurante Bodega de los Secretos ubicado en la bodega más antigua del centro de Madrid. Desde que inició su andadura en 2013, se convirtió en uno de los restaurantes con más encanto de la capital. Sus cúpulas y hornacinas de piedra dan un toque de misterio al restaurante, a la vez que la mayoría de ellas conforman amables reservados en los que el comensal hallará la tranquilidad tan difícil de encontrar, a veces, en la gran ciudad. La distancia de seguridad y la privacidad en Bodega de los secretos están aseguradas.

Los inicios de la infraestructura de Bodega de los Secretos se remontan al s. XVII, cuando se construyó la primera galería que ofrecía las condiciones idóneas para poder madurar y conservar vino en la zona. Años más tarde, los monjes de la orden de San Felipe Neri ampliaron esta bodega dotándola de galerías con forma de claustro, repletas de cúpulas, hornacinas…que se conservan a día de hoy.

Entre sus entrantes destacan: el Pulpo braseado sobre muselina de patata trufada y aceite de pimentón de la vera, las Croquetas cremosas de jamón ibérico, Habitas baby con chipirones de anzuelo y cebolla confitada o un exquisito Foie mi-cuit con puré de manzana asada y caramelo de pacharán.

El Risotto cremoso de boletus y espárragos trigueros o los Raviolis de setas o de calabaza con su salsa secreta constituyen otra de sus exquisitas sugerencias para el paladar. Irresistibles.

Si se continúa buceando en la suculenta carta, encontraremos diferentes opciones, todas ellas igual de exquisitas: Solomillo de ternera con salsa de moixernons y verduritas, Rulo de rabo de toro con salsa de garnacha y muselina de patata…

Y, como colofón, los riquísimos postres. Una cuidada selección que incluye delicatesen como el Coulant templado de chocolate y frío de mango, la Tarta tatin de manzana caramelizada y nata de canelao la Copa de yogurt cremoso con puré de frutos rojos, entre otros.

Su oferta gastronómica la componen entrantes de todo tipo, una exquisita selección de carnes, pescados y arroces y una deliciosa carta de postres para terminar cualquier comida o velada de la mejor de las maneras.

DESCÁRGATE GRATIS LA REVISTA OLYMPIA STYLE AQUÍ

Cocula, nuevo restaurante de cocina de autor en el corazón de Tarragona

Cocula, nuevo restaurante de cocina de autor en el corazón de Tarragona

Cócula es un Restaurante distinto y único, situado en la planta baja del Hotel B&B (antiguo urbis), en la plaza Corsini de Tarragona, que apuesta por ser un taller para la creatividad culinaria

Cócula es un espacio íntimo y lujoso, en el que se pueden degustar los mejores arroces, tapas y ensaladas de Tarragona. Un restaurante de Tarragona en el que la innovación en la elaboración y presentación de sus platos recoge el mayor protagonismo.

Siempre buscan nuevas texturas, colores, formas, sabores y posibilidades en la cocina, utilizando ingredientes de máxima calidad que sorprenderán al invitado desde el primer momento en que los vean. Es un pequeño y singular restaurante, con un aforo limitado de 26 personas, en el que cuidan hasta el último detalle y dan un servicio en sala completamente personalizado, que también resulta un elemento diferenciador, que le otorga un valor añadido.

Cuentan con un artista en sus cocinas como es el Chef Sebastián Bedoya, el cual tiene una larga y experimentada trayectoria en el mundo de la cocina y se ha formado en la Escuela de Hostelería de Cambrils. También ha trabajado en el Restaurante Can Jubany, que cuenta con una estrella Michelin. El Restaurante Cócula presenta una cocina de autor, con la que los comensales podrán disfrutar de una explosión de sabores y de un espectáculo creativo que no podrán olvidar.

De toda su carta, destacan tres platos estrella por excelencia como es el arroz negro con sepia confitada, alcachofas y vieiras, las croquetas caseras o el pastel de queso con mermelada de frutos rojos y cookies, a los cuales aportan una visión actualizada y más artística, consiguiendo realzar la esencia y el máximo sabor a cada plato.

El Restaurante Cócula apuesta por una nueva etapa, presentándose como un taller de creatividad culinaria y puede disfrutarse de un menú semanal, de un menú de fin de semana, de un menú degustación y de un menú infantil. Además, presentan una carta con mucha variedad de producto de gran calidad, que se clasifica en ensaladas, platos elaborados con huevo, platillos, arroces, carnes y postres.

También ofrecen una gran número de referencias en su carta de vinos, la cual se divide en vinos negros (D.O. Montsant, D.O. Terra Alta, D.O. Priorat, D.O. Empordà, D.O. Ribera del Duero, D.O. Penedès, D.O. Rioja, D.O. Somontano y D.O. Tierra de León); vinos blancos (D.O. Montsant, D.O. Terra Alta, D.O. Priorat, D.O. Empordà, D.O. Penedès, D.O. Rueda, D.O. Rias Baixas y D.O. Somontano); vinos rosados (D.O. Montsant, D.O. Terra Alta, D.O. Empordà, D.O. Catalunya, D.O. Ribera del Duero y D.O. Navarra), cavas y champagne.

El Restaurante también ofrece la posibilidad de reservar el espacio para celebrar una fiesta privada en sus salas. Para saber más acerca de su propuesta gastronómica, en su web se encuentran todos los detalles: http://www.cocula.cat/