Salón de bodas

Seating plan, cómo organizar las mesas de tu boda

Ideas para bodas

Organizar las mesas de vuestra boda puede resultar una tarea bastante delicada dado que nunca llueve a gusto de todos como se suele decir. La buena o mala relación entre los invitados marcará en gran medida el orden y la situación de cada invitado. Lo primero que debes hacer es una lista simple por categorías, es decir, creando grupos. Por ejemplo, familia de él, familia de ella, compañeros de trabajo de él, de ella.

A continuación hay que decidir el tipo de mesa, dependiendo de si son redondas o rectangulares varía el número de comensales que podrán ocuparla. En nuestra opinión las mesas redondas favorecen más la interacción entre personas pero ya dependerá del espacio que disponga el lugar donde se celebre el banquete. Una vez que tengas el número total de mesas tendrás que ir repartiendo en ellas a todos los invitados. Para esto, te proponemos coger papel y boli y hacer la distribución sobre el papel ya que te dará una visión general de cómo quedaran distribuidos todos los invitados y la situación de la mesa principal de los novios. En particular nosotros creemos que es mejor que cada comensal elija su asiento y no complicarnos asignando cada asiento a cada invitado.

Ahora que ya tenemos más o menos organizado la distribución, a la hora de agrupar a los invitados creemos que importante tener en cuenta aspectos como:

  • La buena relación de los invitados de la mesa, si son amigos mucho mejor.
  • No mezclar grupos del novio y de la novia.
  • Evitar grupos de distintas edades.
  • Si hay niños en la boda, hacer una mesa para los mayores y los más pequeños acomodarlos con sus padres en las mesas de los adultos.
  • Intentar equilibrar las mesas con hombres y mujeres, es decir evitar una mesa sólo de chicas y otra de chicos.
  • Los familiares y amigos más allegados procura que estén cerca de la mesa de los novios.
  • Reserva algún lugar extra para invitados de última hora, evitando en la medida de lo posible las “mesas de restos”.

Una vez que tengáis resuelto este paso seguramente estaréis bastante más tranquilos para seguir con la preparación de la boda.