Pasión y ternura en un rincón escondido de la ciudad del amor sin fronteras
Pietro y Marina

A 2 horas de Barna, en un increíble acantilado escondido, Marina y Pietro inspiraron a todo el equipo a anhelar de nuevo una boda de ensueño, pero una diferente.

Marina es puro fuego, pura pasión, sensualidad y espontaneidad, y Pietro es el yin que la complementa: un ser de paz y tranquilidad plena.

El amor, la confianza, la complicidad y la química que hay, en ésta guapísima pareja, es tan transparente como maravilloso el vestido que lleva Marina de Ramón Herrerías, para Tul Novias, y nos hace vibrar el corazón y recordar lo increíble que es tener eso con tu pareja, lo difícil que es de encontrar y construir, lo importante que es celebrarlo.

De aquellas cosas que parece que fueran del destino, esas conexiones y uniones únicas e inesperadas, de esas que suceden tan a menudo en Barcelona, así mismo fue esta historia.

El equipo venía de Galicia, Rusia e Italia, a una aventura guiada por sus pasiones.

Después de 2 horas en coche, tanto el equipo como la pareja, no podían hacer más que reír y disfrutar de los paisajes de la hermosa Catalunya.

El paisaje que les acompañaba en el camino fue la inspiración principal para el styling y el arte del shooting. Creado por Yésica Lado.

Apenas Marina se vio en su vestido perfecto y aquel hermoso maquillaje terracota, hecho por su tocaya Marina de Makeup Hair Barcelona, con su delicado ramo, cuya paleta de colores va en armonía con la del maquillaje, creación de Violeta Gladstone Wedding, muy acorde a su estilo, a su personalidad y a la ambientación; y lo vio a él con su elegante y casual traje de Elias Rumbo, que resaltaba esa frescura y esa paz que le es tan natural, fue como si se volvieran uno en ese mismo momento.

Pietro y Marina
Pietro y Marina
Pietro y Marina
Pietro y Marina

Un emprendedor napolitano y una rusa empoderada que se encuentran en Barcelona, se comunican en inglés y se entienden en el lenguaje del amor.

Ella irradiando sensualidad, feminidad y autenticidad, y él con una calma absoluta, una belleza interior y su piedra, her rock.

Dos aventureros de la vida, que celebran su amor en un rincón escondido a las afueras de la ciudad que los unió…

Una escapada, una experiencia inolvidable, más allá de una ceremonia, es un día para recordar cada momento, cada segundo.

Es el momento de unirte con tu pareja, de volverse uno siendo dos, de entregarse en cuerpo y alma desde el amor y la autenticidad, es el momento de encender la llama con fuerza para no dejarla apagar.

Las miradas, las caricias, los besos, todas las expresiones de sus cuerpos son la muestra de la dulzura y la pasión encontrados, algo que para el equipo es motivo de celebración, de dicha, de gozo y que captaron a la perfección Jorge y Alejo.

Pietro y Marina
Pietro y Marina
Pietro y Marina
Pietro y Marina
Pietro y Marina

Este último año y todo lo que hemos vivido, y lo que aún falta, son momentos para compartir tiempo de calidad y celebrar lo que más merece ser celebrado: el amor.

Es momento de cumplir sueños.

Es momento de aventurarse a ese encuentro mágico y sofisticado en la naturaleza.

Es momento de planear el gran día, que más que un día, es la experiencia del amor en su máxima expresión.

Equipo

Fotografía: @msanzphotographer

Vídeo : @alejovideografo

Weddingplanner: @yesmystylewedding

Vestidos: @ramonherrerias para @tul_novias

Traje: @eliasrumbo

Pareja: @marii.alien @pietro.dangio

Makeup: @makeup_hair_barcelona

Ramo: @violetagladstone_weddings

Otras publicaciones que te pueden interesar

¿Un sueño de verano?

¿Un sueño de verano?

En la playa, pues desde siempre me atrae este lugar. Me encanta mirar al mar, me relaja, me hace sentir bien y confortablemente seguro. Aún así, hoy me siento extrañamente nervioso, como si tuviera...

leer más

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y a nuestra revista

15 + 3 =