Mónica y Dado, una boda en Palacio de Aldovea
Boda de Mónica y Dado

Era 6 de agosto del 2020, Mónica y Dado estaban en Luarca, el pueblo de los abuelos de Mónica. Durante su estancia, decidieron dar un paseo por el acantilado donde había un campo de trigo para ver la puesta de sol.

Se sentaron mirando al sol y al mar y, empezaron a imaginarse cómo sería su boda. Decidieron la Iglesia, la luna de miel y después, Dado la cogió en brazos, luego se arrodilló y sacó el anillo de su bolsillo. Mónica no se lo esperaba por lo que, se quedó muy sorprendida.

Además, Mónica había tenido un accidente en mayo, un coche le atropelló y estaba sin dientes, fue una experiencia muy dura para ella verse físicamente cambiada pero, Dado le demostró el más sincero amor durante todo ese año ya que, no la operaron hasta marzo del 2021.

Al volver de las vacaciones, Mónica y Dado empezaron a organizar y preparar su gran día. Mónica nos comenta que fue una experiencia increíble que recomienda a todas las novias.

“Vivir la preparación y creación de tu boda es una experiencia única e inolvidable. Ser tu propia Wedding Planner te hace realmente valorar y vivir tu boda. A mí personalmente me encanta organizar todo tipo de eventos y me encantaría ser Wedding Planner. Elegir flores, lugar de celebración, Iglesia, grupo de música, menú, organizar las invitaciones… me parece algo súper bonito y que tiene que ser súper personal” afirma Mónica.

El día de su boda lo describe Mónica en dos palabras “espectacular e inolvidable”, el día más feliz de su vida. No le cabía la sonrisa en la cara, nos comenta que acabó con dolor de cara al día siguiente de la felicidad que supone estar con la gente que realmente te quiere y están felices por verte feliz.

“El día de tu boda es el día que más cariño vas a recibir. Abrazos reales donde percibes energía positiva y amor por parte de las personas que están ahí. Y que no te importe nada más que tu felicidad y disfrutar. Dar el sí quiero delante de Dios y que nos bendiga, ponernos una alianza que nos recuerda que hemos empezado a vivir y construir un camino nuevo juntos” nos comenta Mónica.

Boda Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado
Mónica y Dado

El consejo que a Mónica le gustaría dar a las futuras novias es “que disfruten, lo dice todo el mundo y es lo típico pero es verdad. Las semanas antes de la boda son complicadas porque tienes que tener todos los detalles listos para llevarlo a la finca donde se celebre la boda, las mesas hechas (con fallos de gente a 3 días vista) y hay mucho estrés que a veces recae sobre tu novio. Deja fluir y disfruta los preparativos y el día de la boda que dura dos segundos”.

Créditos:

Novios: Mónica y Dado

Vestido: Valenzuela Atelier

Maquillaje: MG Beauty

Fotógrafos: Esif Fotografía

Flores: Elena Suárez & Co.

Celebración: Palacio de AldoveaAldovea Catering

Joyas: Rabat el colgante y pendientes y Tiara cartier

Traje de Dado: OLD JEFFREY

Corbata de Dado: Masel

La Tiara era una pulsera de su abuela y Los Tocados de Anaida se la adaptaron a Tiara

Tocado de la madre de Mónica de Los Tocados de Anaida y su traje de Cristina Cendoya.

Otras publicaciones que te pueden interesar

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y a nuestra revista

13 + 4 =