Masajes

Masajes, la forma más relajante de esperar las tardías vacaciones de verano

Belleza

Parece que haya pasado una eternidad desde las últimas vacaciones de verano y lo cierto es que sólo han pasado unos cuantos meses.

Y pese a que ya huele a primavera, lo cierto es que todavía faltan días para su entrada, pero este olor no hace sino traer recuerdos de unas vacaciones de verano que ya están tardando. Pero, con estas agradables temperaturas es fácil imaginarse en un lugar paradisiaco completamente relajados y alejados de las obligaciones y el trajín diario.

Hoy se dispone de tan poco tiempo para el ocio que muchos no tienen ni un instante para relajarse, teniendo que limitarse a soñar con ello, y solo cuando las cosas se complican realmente tanto que impiden continuar con el ritmo normal se echa el freno y se acude a profesionales para hallar una solución que no aparte de la rutina diaria.

Sin embargo, y tal y como comentan desde Centro CORPORE, “pese a que la mayoría de personas se limitan únicamente a recibir masajes terapéuticos cuando tienen algún dolor, contractura o lesión, lo cierto es que existen una gran cantidad de técnicas y tipos de masajes distintos capaces de reportar grandes beneficios, no solo a unos estresados adultos, sino también a todos los niños obligados a seguir a sus estresados padres”.

Pero, ¿conoces las distintas técnicas y sus beneficios? ¿Sabes cuál es el más adecuado para ti?

Dejando a un lado los masajes terapéuticos bien conocidos por la mayoría, se encuentra un amplio abanico de técnicas capaces de hacer las delicias de los más exigentes, entre ellas destacan:

Aromaterapia

Estos relajantes masajes disminuyen el estrés y la ansiedad a la par que mejoran el estado de ánimo. A través de la chocoterapia se consigue activar el sistema inmune y proporcionar vitalidad. La vinoterapia, por su parte mejora la circulación sanguínea y proporciona relajación y bienestar, mientras que la cerezoterapia ayuda a remineralizar y desintoxicar la piel y posee propiedades antiinflamatorias.

Auriculoterapia

Se trata de una técnica derivada de la medicina tradicional china que se centra en el cartílago auricular donde se encuentran numerosas terminaciones nerviosas a través de las que se estimulan zonas del cuerpo para aliviar y tratar diferentes patologías.

Reflexología podal

Se basa en el tratamiento a través del pie de zonas reflejas del cuerpo. Está especialmente indicado para tratar enfermedades psicosomáticas.

Reiki

Se trata de una técnica de transferencia de energía para la sanación a través de la imposición de manos restableciendo el equilibrio energético. Se consigue una relajación profunda y una reducción del estrés y la ansiedad.

Otras técnicas como el drenaje linfático, la cavitación y los registros Akásticos son también muy empleadas para mejorar la circulación, modelar la figura o dar acceso a un conocimiento antes desconocido.

Puede que las vacaciones tarden, pero quizás un masaje sea la mejor manera de relajarse mientras llegan.