Boda María y Pedro

María y Pedro, un aniversario diferente y muy especial

Boda de...

Como nos cuenta María, Pedro lleva siete años conquistando un corazón que ya le pertenece y el próximo mes de septiembre celebrarán su quinto aniversario de bodas aunque, se han adelantado unos meses y ya están celebrándolo de una forma diferente y muy especial y, como nos dice María, ¿qué novia no desearía revivir algunos de aquellos momentos?

A María le volvía loca la idea de recrear en parte, el día de su boda, soñaba con volver a vestirse de novia ya que, volvería a casarse de nuevo cada día de su vida por lo que, buscó a los profesionales que les acompañaría en esta aventura y consiguió las piezas que encajaban en su puzzle.

El trabajo, la actitud y la fuerza de Noelia, o Noe Potter como María le llama cariñosamente ya lo conocía ya que había fotografiado momentos muy importantes de sus vidas, así que, no querían a otra persona detrás de la cámara.

Con Carmen y sus flores, literalmente se topó girando una esquina y entró al ver su escaparate pero, como nos cuenta María, su verdadera magia la encuentras en su taller y zona de trabajo.

El diseño de la pamela se la encargó a Lidya y no barajó otras opciones ya que, para María, sencillamente, no hay nadie que trabaje como ella una pamela, así que sus dudas no existieron y su arte le conmovió.

Para su look de novia, María eligió un pantalón básico de Zara y el top de Panambi ya que los trajes blancos le apasionan. El top se lo cedió su amiga Carmen para la ocasión y con el cual, consiguió un look con el que no podía ser más ella.

Con el peinado y maquillaje, tampoco quiso jugársela por lo que, sobre seguro, María, Cynthia una de las componentes de Promua se encargaría de ello.

Pero quienes hicieron realmente especial ese día fueron ellos dos, libres siendo tres pero sintiendo esa tarde para ellos dos.

María y Pedro son malagueños pero, tuvieron que dejar su ciudad natal para instalarse en Sevilla y donde han creado su hogar. La ciudad hispalense es testigo de risas, complicidad, espera que se atasca un tacón, pelo revuelto al viento, cuidado corriendo que se vuela la pamela, enhorabuenas y elogios en diferentes idiomas, fotografías furtivas de curiosos acompañantes y un fin de sensaciones como nos cuenta María.

Unas cervezas en un bar y la certeza de volver a verse cerraron un pacto entre tres.

Disfrutaron así de los preparativos y de una tarde maravillosa recorriendo los rincones de una ciudad que les ha dado tanto.

Como nos cuenta María, así han decidido vivir su vida, siguiendo impulsos que les dibujan sonrisas y nos pregunta, ¿cuándo fue tu última locura?

Para terminar, María nos deja un mensaje “Mujeres, vístanse de novias de nuevo con un pantalón, un vestido, o en el campo con amigos, y celebren la vida, no hay casi nada que una barra de labios y unos tacones no curen un poquito, ¡que el corazón no se pase de moda y, sí a las postbodas!«.

Novia: María @merymbueno

Pantalón: @zara

Top: @panambicollection

Flores: @carmengonzalez.florista

Maquillaje y peluquería: @promua.studio @maquillajeideall

Pamela: @lidyafdiaz.telaspintadas

Fotografía: @nolita_studio

DESCÁRGATE GRATIS LA REVISTA OLYMPIA STYLE AQUÍ