Invitaciones de boda personalizadas hechas a mano, entrevistamos a las fundadoras de Something Cute

Something Cute

Conocemos a Something Cute, una joven marca de artículos de papelería y decoración diseñados a partir de ilustraciones únicas hechas a mano. Todos los productos de su pequeña empresa han sido fabricados en España y producidos con técnicas y materiales de la mejor calidad.

Something Cute nace hace 3 años como una firma de invitaciones de boda y productos de papelería diseñados a partir de ilustraciones propias. Su equipo está formado por Marta y Cris. Ambas tienen formación en arte pero con especialidades distintas, así que Marta se ocupa fundamentalmente de la parte de ilustración y diseño y Cris de fotografía de productos, aunque al final las dos acaban haciendo un poco de todo.

Actualmente ofrecen diseños de invitaciones de boda y venden productos de papelería e ilustraciones. Actualmente están en proceso de introducir nuevos productos más enfocados a decoración, como diseño textil (cojines y manteles) o papel pintado.

Marta y Cristina, ¿En qué os inspiráis a la hora de diseñar vuestras invitaciones?

Siempre nos inspiramos en la naturaleza y su variedad de formas y colores, por eso en nuestros diseños encontraréis flores, pájaros, caracolas, insectos, plumas, coral…

También nos encanta el arte, así que de vez en cuando nos dejamos llevar por el estilo de algún artista o movimiento. Por ejemplo, tenemos unas invitaciones con lirios que recuerdan mucho a un cuadro de Van Gogh o diseños de influencia asiática en los que aparecen flores de loto, cerezo, bambú…

¿A qué tipo de público estáis dirigidos?

Nos dirigimos a cualquier amante de las bodas, la papelería o la decoración

¿Qué es lo que más suelen pedir las parejas que confían en vosotros?

Desde el punto de vista del diseño, el motivo más popular son las flores, aunque siempre hay parejas que se atreven con temas más originales como animales o frutas. Otras veces los novios intentan que las invitaciones encajen con el contexto de la boda, por ejemplo para bodas en Navidad nos han encargado diseños con hojas de acebo o para bodas en la playa con elementos marinos.

Por su parte, los productos más demandados por nuestros novios son los de uso imprescindible: las invitaciones, que contienen toda la información básica que los invitados deben recibir para poder asistir a la boda, y el seating plan o protocolo de mesas, que es ese bonito rincón ubicado a la entrada del banquete en el que los asistentes pueden localizar la mesa que les ha sido asignada.

Cada pareja es diferente y cada una tendrá unos gustos. ¿De qué forma trabajáis con ellos para que la elección sea todo un acierto?

Normalmente la pareja que acude a nosotras ya ha consultado nuestro catálogo de diseños en la web y tiene una idea bastante clara de lo que quiere, así que hablamos con ellos para terminar de asesorarles sobre el estilo y los complementos de papelería que van a necesitar. Solemos orientarles a elegir una estética coherente con el tipo de boda que van a celebrar (de día o de noche, urbana o campestre, civil o religiosa, de invierno o de verano, clásica o moderna…). Aunque, ante todo, siempre les aconsejamos que escojan lo que más apetezca, porque esa será la elección que mejor les represente y, por tanto, la más acertada.

Además, como parte de ese proceso de asesoramiento, les enviamos un cuestionario muy completo que les sirve de orientación y les ayuda a tomar decisiones, como cuál va a ser el texto de las invitaciones y cuántas van necesitar o qué accesorios de papelería van a incluir para que aparezca toda la información.

A lo largo del proceso de diseño mantenemos continuo contacto con los novios para resolver dudas y atender sus necesidades, porque la papelería de una boda es mucho más que un accesorio, es el medio de comunicación entre la pareja y los invitados. Por eso nuestro trabajo, además de diseñar, es darles herramientas para comunicarse con los asistentes y transmitirles toda la información de manera clara y precisa.

¿Con cuánta antelación se deben preparar y enviar las invitaciones?

Lo más aconsejable es enviar las invitaciones unos 3 meses antes de la boda para que los invitados tengan tiempo de reservar la fecha. Por eso nosotras solemos empezar a trabajar con las parejas un poco antes, para tener una semana para elegir los textos e ir puliendo el diseño con los novios, y otra semana para el trabajo de imprenta.

Normalmente nos centramos en la elección de la invitación y solemos dejar a un lado el sobre que la contiene, ¿qué importancia le dais vosotras y que opciones ofrecéis?

Le damos mucha importancia porque el sobre forrado es la primera imagen que los invitados reciben de la boda y al abrirlo pone todo en contexto. Cuando la persona que lo recibe encuentra una imagen en su interior, ya imagina el tipo de boda a la que va a asistir y empieza a construir un escenario en su mente.  En Something Cute ofrecemos un montón de opciones y combinaciones entre el color exterior del sobre y el forro interior.

Además trabajamos con un taller que fabrica los sobres artesanalmente uno a uno, y esa calidad que no vemos al otro lado de la pantalla del movil o el ordenador, solo puede apreciarse al recibir algo hecho con tanta dedicación y atención al detalle.

¿Qué información no debe faltar nunca en una invitación de boda?

Los nombres de la pareja, la fecha, hora y lugar de la ceremonia y la celebración, y alguna vía de contacto para confirmar asistencia. Aunque estos son los datos fundamentales, se puede incluir muchísima información complementaria, como mapa, servicio de autobuses, tarjetas con lista de bodas o número de cuenta…

Desde hace unos años, cada vez son más las parejas que se decantan por incluir un número de cuenta en sus invitaciones, vosotras qué opináis sobre esta decisión y en caso de incluirla ¿cuál creéis que es la manera más adecuada?

Más del 50% de nuestros novios incluyen el número de cuenta junto con una nota de agradecimiento. En realidad esto se debe a que muchas parejas actualmente se casan tras unos años de convivencia y con sus casas ya “montadas”. Por eso no necesitan una lista de bodas para esta nueva etapa y la sustituyen por una contribución a su vida de casados, un regalo para una actividad de su viaje de novios o, incluso, una donación benéfica.

Aunque es cierto que tradicionalmente resulta un tema un poco polémico, siempre se ha dado a los novios sobres con alguna cantidad para ayudarles en su nueva vida en común, así que pensamos que incluir una tarjeta con un un número de cuenta y un mensaje de agradecimiento no tiene por qué ser un gesto poco elegante. Al fin y al cabo lo importante es que la pareja reciba un regalo que realmente vaya a disfrutar, sea el que sea.

¿Qué nuevas tendencias han ido apareciendo en estos últimos años?

Junto con los clásicos que nunca mueren, como los tarjetones tradicionales y las invitaciones con temas florales, en los últimos años hemos asistido a un mayor interés por elementos como frutas, pájaros o motivos relacionados con la temporada o el lugar de celebración de la boda. La verdad es que, al margen de las modas y tendencias, nos encanta detectar que las parejas acaban siendo fieles a la estética que mejor representa sus gustos y personalidad.

Para terminar, ¿contáis con tienda física?, ¿realizáis envíos a toda España?

No contamos con tienda física, pero, a pesar de trabajar online, mantenemos un contacto muy estrecho con nuestras parejas y estamos a su disposición para lo que necesiten. Actualmente (en teoría) enviamos únicamente a España peninsular, aunque hemos hecho varias bodas internacionales y siempre que sea posible nos adaptamos a las necesidades de nuestros clientes.

DESCÁRGATE GRATIS LA REVISTA OLYMPIA STYLE AQUÍ

Otras publicaciones que te pueden interesar

Suscríbete a la revista y a las últimas novedades

12 + 13 =