Evelin y Pablo, una boda en la Finca Villa Gloria en Medina del Campo
Boda Evelin Nora y Pablo

Evelin y Pablo se conocieron en Hungría, país natal de ella y donde él estuvo estudiando su año de Erasmus y por eso, querían que ambas culturas estuviesen presentes en su gran día. A continuación, Evelin nos cuenta cómo fue la pedida, cómo fueron los preparativos y organización de la boda y cómo disfrutaron de su gran día.

Evelin, tras seis años de relación, Pablo te sorprendió con una preciosa pedida, ¿podrías contarnos cómo fue y qué sentiste?

Sin duda uno de los momentos más mágicos de mi vida, en nuestra casita, algo sencillo pero hecho con mucho amor. Fue un momento para nosotros dos que siempre guardaremos en nuestra memoria. Yo volvía de pasar la tarde con una amiga y desde las escaleras escuché una de nuestras canciones favoritas, al abrir la puerta estaba toda la casa llena de velas y flores blancas, un precioso vestido colgado que me había comprado Pablo para la ocasión, y tras varias sorpresas, estaba él en nuestra terracita, y allí sucedió, en una preciosa noche de verano.

Más tarde me enteré de que dos meses antes ya tenía todo organizado, pero el día que me lo iba a pedir yo tenía casi 40 de fiebre y cayó una tormenta que dejó la terraza fuera de juego, así que se lo tomó como una señal del destino y decidió esperar.

Durante los meses previos a la boda, ¿cómo fueron los preparativos? ¿Estábais muy nerviosos? ¿Necesitasteis ayuda de una weddingplanner?

La verdad que fueron unos meses preciosos, los dos nos involucramos al máximo, queríamos que cada detalle estuviera a nuestro gusto y tenemos la suerte de que a los dos nos encanta la decoración y somos muy creativos. Además, teníamos claro que necesitábamos formar un equipo que nos diera confianza, con el que nos sintiéramos cómodos y en los que pudiésemos delegar todo en nuestro gran día. Así que, por todos estos motivos, decidimos prescindir de los servicios de weddingplanner, y vivir cada proceso y cada elección de primera mano. Mentiría si dijera que no hubo momentos de estrés y nervios, pero nunca fueron sensaciones negativas o de tensión, más bien de emoción y ganas de que todo saliera como soñábamos. Soy consciente que, para muchas parejas, el servicio de un/una weddingplanner es un gran apoyo, pero en nuestro caso prescindir de ello fue un gran acierto que hizo de todo el proceso algo mucho más especial.

Tu vestido de novia fue diseñado por Ernesto Terron, ¿cómo fue el proceso de diseñar tu vestido?

Yo tenía la suerte de conocer a Ernesto desde hacía algunos años, aunque aún así visité varios atelieres, pues soy de las que pienso que una elección así, se hace más segura después de haber barajado todas las opciones. No me costó mucho decidirme, desde el primer momento en que le conté mi vestido soñado, él mismo se contagió de mi ilusión, aportando ideas que acabaron de enamorarme y pusieron el broche de oro al diseño. Sus tejidos, su calidad, su buen gusto y el trato que me dieron desde el minuto uno, hicieron todo el proceso mucho más fácil. Un vestido fluido, elegante pero fresco, con escote de pico en la espalda y unos bordados maravillosos, ¡qué voy a decir yo! Y la sobrefalda, que hizo del diseño el vestido perfecto para la ocasión.

Boda Evelin Nora y Pablo

Tu elegante trenza desenfada la acompañaste con una preciosa corona de Puntulina, ¿cómo fue el proceso de diseño de este tocado?

Mi pelo era uno de los puntos que más me preocupaba, tal y como pasa a muchas novias. Pues siempre cuesta fiarse de cómo vas a salir de la peluquería, pero una vez más, acerté eligiendo a los profesionales de la peluquería Caché. Consiguieron crear esa trenza desenfadada que encajaba a la perfección con el diseño de la corona de Puntulina. En cuanto entré al taller de Silvia, captó mi esencia al instante, los tonos y colores con los que me siento más cómoda e hizo que la elaboración de mi corona perfecta fuese un proceso bastante sencillo. Como curiosidad, la corona era reversible, ya que la intención era darle la vuelta en el momento del baile con un toque más desenfadado, pero finalmente estaba tan feliz y cómoda que no me la cambié en toda la noche.

Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo

Después de meses de preparativos, llegó el gran día, ¿nos puedes contar cómo fue y qué sentisteis?

Sin duda, el día más feliz de nuestra vida, ¡junto con el viaje de novios! Es algo realmente mágico y bonito celebrar el amor con la persona que quieres y rodeado de todas las personas que son importantes para nosotros. Nos sentíamos felices, emocionados, eufóricos… nada es comparable con lo que vivimos ese día.

Me da mucha pena pensar en todas esas parejas que no han podido celebrar sus bodas soñadas por la situación que vivimos… nos sentimos realmente afortunados de haber podido vivir nuestro gran día en el último verano antes de que todo esto comenzase…

Boda Evelin Nora y Pablo

El ramo de flores tenía que ir en armonía con la frescura que Evelin quería transmitir y lo consiguió con la Boutique de la Flor de la mano de Boyka para conseguirlo. Un frondoso ramo con flores silvestres y abundante verde fue la elección final, a juego con el prendido de Pablo y los detalles florales que llevaban los niños de arras. Del ramo colgaba una cinta de terciopelo azul en el que Pablo bordó por sorpresa un mensaje “Te quiero infinito” y el hashtag de su boda #CLTAT (“como la trucha al trucho”).

Boda Evelin Nora y Pablo

La Iglesia de la Santa Vera Cruz fue la protagonista de la unión entre Evelin y Pablo, junto a familiares y amigos que quisieron acompañarles en ese día tan especial.

Media hora antes del inicio de la ceremonia, Pablo se dirigió a la iglesia junto a sus padres y hermanos y al entrar, se empezó a escuchar al cuarteto de cuerda que habían contratado para que se encargaran de amenizar cada momento.

Evelin no se hizo esperar mucho y, recorriendo apenas los 200 metros que separaba su apartamento y la Iglesia, fue acompañada de su padre y de sus sobrinos, que hicieron las veces de niños de arras vestidos de Mango en tonos beige y blanco.

Boda Evelin Nora y Pablo

Frente a la puerta de la iglesia y antes de comenzar el esperado pasillo, Evelin vivió su momento más emotivo, donde agarrada del brazo de su padre, rompió a llorar de alegría. Empezó a sonar el Canon de Pachelbell y con el primer paso, el llanto se transformó en una radiante sonrisa, se sintió arropada por todos sus familiares y amigos que les quiere y fijó su mirada en el altar, donde Pablo le estaba esperando con los nervios a flor de piel.

Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo

El 29 de junio del 2019 fue el inicio del año más especial de sus vidas, comenta Evelin, ese que no dejarían de rebobinar una y otra vez para poder exprimir de nuevo cada instante.

Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo
Boda Evelin Nora y Pablo

Otras publicaciones que te pueden interesar

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y a nuestra revista

3 + 6 =