Desigual duplica ventas en el 2019

Desigual dobla beneficios en 2019 y alcanza los 7,5M€ de resultado neto

Empresas

El canal digital y las ventas fuera de Europa Occidental siguen siendo clave en el plan de transformación de la compañía y representan ya el 36% del total de la facturación.

Desigual invirtió 22,8 M€ en 2019, destinados a la implementación de la nueva identidad de marca en puntos de venta, procesos logísticos e IT y sigue contando con una posición de caja neta positiva de más de 160 M€.

Desigual ha cerrado el ejercicio de 2019 con unos beneficios netos de 7,5 millones de euros, una cifra que incrementa en un 121,3% los 3,4 millones registrados en el año 2018. Este resultado refleja el impacto positivo de los cambios estratégicos adoptados durante el último año, con decisiones más contundentes y objetivos más ambiciosos. Desigual ha puesto el foco en la eficiencia y en volver a ser relevantes a través de la innovación.

La compañía ha logrado mejorar la rentabilidad gracias a los avances en la reestructuración de la red de distribución, priorizando los negocios más rentables -canales digitales y territorios fuera de Europa Occidental-, a la par que se ha ajustado la presencia en el canal retail europeo. De este modo Desigual continuó avanzando en 2019 en el objetivo de lograr que, en 2023, el 60% de las ventas se produzcan en el canal digital y en Asia, América y Europa del Este, una cifra que ya representa el 36% de la facturación de la compañía. La cifra de negocio en estas geografías representa ya el 21,3% de las ventas de Desigual.

En paralelo, Desigual ha seguido apostando por el crecimiento en el canal digital. Durante el pasado 2019, un 14,2% de la facturación provino de este canal gracias a un crecimiento del 7% en Desigual.com y e-tailers en comparación con 2018. Desigual ha redoblado su esfuerzo en el canal digital estableciendo relaciones de colaboración con los principales partners digitales y fortaleciendo su propia web. El año pasado se lanzó la nueva plataforma desigual.com, centrada en la personalización, la escalabilidad, la localización y en la venta a través de móvil. El tráfico a través del móvil representa ya el 71% del total de visitas a la web.

Desigual ha conseguido doblar su beneficio neto en el ejercicio mientras la facturación decreció un 10% hasta los 589 millones de euros, una variación que se debe a la reestructuración de las operaciones en Europa Occidental.

El EBITDA alcanzó los 55,9 M€ representando el 9,5% de las ventas. Asimismo, la compañía sigue contando con una posición de caja neta positiva que se sitúa en los 160,5 M€.

Tal y como explica Alberto Ojinaga, managing director de Desigual, “durante 2019 aceleramos la reordenación del negocio, al tiempo que establecimos los fundamentos para el reposicionamiento de Desigual con una nueva imagen de marca y un diseño de colecciones más innovadoras y creativas enfocadas a alcanzar a un público más joven. Este 2020 la reordenación del negocio continuará focalizando nuestros esfuerzos en crecer en el canal digital y en geografías fuera de Europa Occidental, mientras llevamos a cabo el despliegue de nuestra nueva identidad de marca a nivel internacional. Estamos trabajando en restylings y aperturas en Singapur, Japón y Estados Unidos –en las ciudades de Nueva York y Las Vegas–, y en nuevos mercados como India y Sudáfrica”.

Desigual arrancó en Japón el despliegue de su nueva identidad corporativa en los mercados internacionales en 2019, país en el que inauguró dos nuevas tiendas en Tokio y Nagoya. Más tarde llegaron distintos países de la región latinoamericana como Perú, Guatemala y México, donde Desigual cuenta con un total de 47 establecimientos en 14 países distintos.

En 2019 Desigual invirtió un total de 22,8 millones a fin de acompañar el despliegue de la nueva marca en los mercados internacionales y dotar a la organización de los procesos logísticos y de IT con los que fortalecer su modelo omnicanal. Esta cifra de inversión da continuidad a los 62 millones invertidos en el periodo 2016-2018.