Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas

Conocemos a Javi Sahagún, fotógrafo de bodas que capta historias de amor

Entrevistas Fotógrafos

Curioso, cercano y adaptativo, así es como se define Javi Sahagún, fotógrafo de bodas ubicado en la zona norte central del país (País Vasco, La Rioja, Cantabria, Burgos, Navarra) y donde quiera que le lleve el destino. Javi conseguirá plasmar de una forma sencilla y natural cada segundo de vuestro día B.

Curioso porque le gusta conocer a los novios, sus historias y así poder hacer un trabajo lo más personalizado posible. Además, le encanta saber el porqué de las cosas y por eso, dedica muchos recursos en estar en continua formación.

Cercano porque él es así, le encanta tratar con personas, llegar al fondo de sus historias para poder conseguir un trabajo lo más parecido a como son los novios.

¿Y adaptativo? Pues… porque, aunque Javi piensa que hay ciertas cosas que para él deberían seguir un guión, entiende que cada pareja es diferente, igual que cada lugar donde va y por ello, cada situación y cada trabajo que hace son únicos.

Javi, ¿Qué destacarías de tu trabajo?

Yo me casé hace 5 años. Fue cuando cogí el cariño al trabajo de fotógrafo de bodas. Entendí que no es sólo ir a una boda, hacer unas fotos, editarlas y entregarlas. Hay que dar más. Lleva un trabajo muy amplio antes y después, y así lo entiendo. La comunicación es primordial, la coordinación y la empatía también. Así que,  todo lo que quise para mí, mi pareja y mis invitados el día de mi boda, es lo que quiero aportar a mis parejas.

¿Cuánto tiempo llevas dedicado a la fotografía nupcial?

Como fotógrafo de bodas, 3 años. Aunque hacía otros trabajos de familia, la fotografía de boda era lo que más me gustaba, por lo que, antes de dar el salto, me formé lo suficiente para empezar al 100% y ahora es el día en el que creo que fue la mejor decisión profesional que tuve que tomar.

Javi, ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Las emociones, sin duda. Conocer y desarrollar historias de parejas a través de fotografías. Es una gran responsabilidad hacer un trabajo que no se puede repetir. El día de la boda es único y no hay posibilidad de fallo. Esa responsabilidad hace que tengas que ir lo mejor preparado que puedas. La comunicación con los novios desde varias semanas antes a su gran día es esencial para mí, para conocerlos mejor y para saber exactamente qué va a suceder ese día, casi mejor que ellos. Así no me pierdo ningún momento ni ninguna persona importantes. Sería imperdonable perderme un abrazo con un familiar que viene de muy lejos al día de tu boda, el primer beso de casados, una lágrima de felicidad de los padres al ver recorrer el pasillo al altar o al lugar de la ceremonia de su hija o hijo, los nervios de los novios previos a que todo el mundo les vea por primera vez vestidos de novios,… hay tantas situaciones en tan poco tiempo… Pero, sin duda, todos los detalles cuentan para crear una historia única.

¿Cómo es el proceso con tus parejas desde que contactan contigo hasta que les entregas las fotos de su boda?

Lo primero es explicar cómo es mi forma de trabajar, enviar un presupuesto y fotografías de bodas que he hecho, si es posible, en el mismo lugar donde se casa la pareja. También me gusta que me pongan cara, por lo que hago lo posible para que me conozcan como persona.

Si finalmente tengo el honor de ser su fotógrafo, envío un contrato en el que se refleja lo acordado para que lo revisen, me den el ok y formalizarlo con el pago de la reserva.

Tras la firma del acuerdo, nunca les dejo sin información, les indico en qué momentos volveremos a hablar o quedar para conocer más detalles de su gran día y les doy ánimos para que preparen con todo el cariño del mundo su boda. Una boda preparada con cariño siempre va a ser especial y va a salir bien. Luego, al menos suelo quedar mínimo dos veces antes de la boda (presencialmente si es posible, o por vídeo llamada en otros casos) para tener un timing bien desarrollado desde los preparativos hasta el baile.

La última semana hablamos para concretar los horarios de comienzo y los lugares donde se visten ellos. A partir de ahí es más fácil, ya que estoy todo el dia con ellos. Es importante saber los momentos especiales con antelación para no tener que preguntarles nada el día de la boda. Procuro no molestarles nada más que en lo esencial.

Tras la finalización de mi trabajo, en la fiesta, me despido de ellos para decirles que todo ha ido bien y desearles buen viaje de novios. Al día siguiente, empieza el trabajo de descarga de archivos, hacer copias de seguridad y comenzar con lo más divertido y personal, la edición.

Y ya cuando vuelven del viaje, empezarán a recibir parte del trabajo, alguna sorpresa…

¿Con cuánto tiempo crees que es necesario buscar y reservar fotógrafo para la boda? 

Cuanto antes mejor. De esta forma tendré más días libres en la agenda y, si voy a ser el fotógrafo que elijan para su boda, será más probable que tenga disponibilidad para documentar su gran día. Si ya se han decidido por un fotógrafo, es mejor comunicarlo lo antes posible para reservar el día.

Una de las cosas que más les importa a los novios, es que las fotos salgan con naturalidad y reflejen los sentimientos que se están viviendo en ese momento, ¿cómo asesoras a los novios para que ese día se relajen y se dejen llevar?

Creo que la comunicación es lo principal. Hay muchos novios que no se acuerdan de mí y dicen que no me han visto durante la boda. ¡Y no me he despegado de ellos! Si les transmites tranquilidad y confianza y saben que conoces todos los detalles de su gran día antes de que suceda, saben que la parte que corresponden al fotógrafo va a estar controlada y se despreocupan. Al final, como novios, si contratan a un profesional han de confiar en su trabajo, pero tú como profesional has de transmitir esa confianza y la comunicación me parece la mejor arma.

Antes de contratar me encargo de que vean muchas fotos mías, por lo que saben qué tipo de fotos van a tener, pero la forma de trabajar de cada uno es diferente. Yo les cuento cómo trabajo y les mantengo informados de todo, para que estén tranquilos en todo momento.

Para terminar, ¿qué consejos les darías a los futuros novios para el día de su boda?  

Que confíen en los profesionales que han contratado, absolutamente en todos, y se centren en disfrutar de sus familias y amigos, que un día así no vuelve nunca y pasa muy rápido.

Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas
Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas
Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas
Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas
Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas
Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas
Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas
Javi Sahagun - Fotógrafo de bodas

Ir a la web de Javi Sahagún