Entrevista a Raquel Rojo, co-fundadora de los protectores de tacón ‘llellé’

Raquel Rojo, co-fundadora Llellé

¿Te has comprado unos zapatos de tacón que te han encantado pero tienes miedo de que se te pueda hundir en el barro, en el césped o temes quedarte atrapada entre las maderas? No te pierdas entonces la entrevista que le hemos hecho a Raquel Rojo, co-fundadora de los protectores llellé, con los que podrás proteger tus tacones en superficies irregulares como césped, madera o piedras y podrás despreocuparte por tus pies y podrás disfrutar del momento.

En 2012, cuatro jóvenes emprendedores crearon llellé Accesorios que es la primera y única empresa española que fabrica y comercializa protectores de tacón, los llellés, solucionando los problemas que se le presentan a las mujer a la hora de ponerse un tacón en celebraciones y eventos con superficies irregulares.

Los protectores llellés son un producto patentado en España y que tiene presencia además en Argentina, Colombia y Estados Unidos, en este último con el nombre de Heelbuddies.

Raquel, llellé es un protector de tacones que facilita a las mujeres poder andar por superficies irregulares como césped, piedras, madera, barro pero, ¿cómo surgió esta idea?

Desde su nacimiento la idea fue siempre crear un producto, que es el que tenemos actualmente con el nombre de llellé, que erradicara el problema que padecen los individuos –mayoritariamente el sexo femenino- cuando se calzan un zapato de tacón y tienen que caminar por superficies irregulares o inestables (césped, tierra, empedrado, madera, adoquines,…), donde el propio tacón se hunde y/o se daña y/o se rompe con los consiguientes efectos colaterales tanto físicos, psíquicos como materiales. Después de observar múltiples situaciones de este tipo en fiestas, eventos y celebraciones y escuchar un sinfín de quejas, decidimos crear unos protectores/fundas para el tacón como solución a estos problemas.

¿Qué es lo que os animó a llevar esta idea a cabo y ser emprendedores?

Nos decidimos a llevarla a cabo porque vimos un mercado por explotar y una necesidad que no estaba cubierta y a la cual queríamos poner una solución. La idea de poder ser dueños de nuestro futuro profesional y desarrollarnos tanto a nivel laboral como personal y tener nuestra propia empresa fue un motivo más para lanzarnos a emprender.

¿Qué dificultadas u obstáculos os habéis encontrado por el camino?

En España todos son obstáculos a la hora de emprender algo por tu cuenta. Desde el momento en que quieres crear una empresa, cuyos trámites administrativos se disparan en el tiempo y se requiere una cierta solvencia económica, pasando por la búsqueda de financiación, a día de hoy inviable si no te hipotecas porque todas las supuestas ayudas y facilidades que dicen otorgar tanto entidades públicas a emprendedores es puro humo, como por todas las pequeñas dificultades de gestión, producción que surgen en el día a día , la fe y la creencia que uno tiene de su proyecto, y las ganas de sacarlo adelante son mucho más fuertes que cualquier obstáculo y al final, con una buena idea, dedicación y muchas horas de trabajo sale adelante.

Raquel, ¿y estos protectores se adaptan a todo tipo de tacón?

Los protectores que nosotros fabricamos y comercializamos se adaptan a un amplio espectro de tacones. Tenemos tres tallas, S, M y L, que cubren casi todas las medidas de tacones hasta un tamaño en el que ya no es necesario el llellé porque, por su amplitud de tacón, ya no se hunden en dichas superficies.

Como emprendedora junto a Rut Esgueva, Féliz Núñez y Eduardo Bueno, ¿qué consejo le darías a aquellas personas que se están planteando emprender y llevar a cabo esa idea que tienen en mente?

La fe y la creencia que uno tiene de su proyecto y las ganas de sacarlo adelante son mucho más fuertes que cualquier obstáculo y al final, con una buena idea, dedicación y muchas horas de trabajo sale adelante. Si crees tener una buena idea, arriésgate, porque si no nunca vas a saber si podría ir bien. No dejes nunca de intentar hacer cosas aunque las primeras veces no salga bien, porque el fracaso es relativo y los conocimientos que adquieres son un activo que tendrás siempre.

Chica con tacones Llellé Invitada con tacones Llellé Novia con tacones Llellé Protectores Llellé

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*