Carta a mi abuelo

Abuelo, allí donde estés, esta carta es para ti

Mi Pequeño Rincón

Esta es probablemente la carta más difícil que he escrito y escribiré en mi vida. Mi querido abuelo

Mientras el tiempo pasa y el transcurrir de la vida se hará presente día tras día, hora tras hora, minuto tras minuto, nuestro recuerdo hacia ti permanecerá constante en todos y cada uno de los momentos que pasean por nuestra vida. Es bonito mirar al cielo y saber que tú estás ahí, tan cerca pero tan lejos, tan presente pero tan inalcanzable. Hoy ha llegado el día más triste, el mismo que hace una semana te hizo marchar al lugar donde sólo las personas con un corazón tan grande como el tuyo acuden para siempre.

Abuelo:

Tú que siempre nos has demostrado las ganas de vivir que tenías y que lo demostraste hasta el último minuto, afrontando cada día como un nuevo reto.

Tú que siempre nos has hecho ver lo orgulloso que estabas de nosotros y eso nos hacía ser más felices al verte tan contento.

Tú que siempre te has preocupado porque estemos bien y no nos faltara de nada.

Tú que no te quedabas tranquilo cuando nosotros nos íbamos de viaje y te llamábamos diciendo que ya habíamos llegado.

Tú que te enfadabas cuando yo era chica y te decía abuelito porque sabía que te picabas.

Tú que con tú cariño, dedicación y entrega a tus hijos y esposa has formado la mejor familia que nunca hubiera imaginado y de la que me siento tan orgullosa.

Mi querido abuelo, cuántas cosas vividas contigo en las que he podido disfrutar de ti y cuántas me dejo por escribirte.

Te echo de menos, pero miro esa estrella luminosa por las noches y sé que estás ahí,  pendiente de todos nosotros, cuidándonos y guiándonos de alguna manera.

Mi querido abuelo, quiero que sepas que siempre seguirás en nuestro corazón.

Te quiero.